Barceloneta en blog Eva Muñoz

Tomar un baño de mar en invierno

Gritar de frío

Reír de pura energía que desborda

Sola

Apenas las gaviotas y los veleros

A lo lejos

Contemplar el skyline de Barcelona entre la calima

La curva del hotel que espejea

Como la estela del sol sobre el agua

Sumergirse en el haz de luz que penetra el agua

Alegría intensa e inmediata

Pura belleza cotidiana

Y salir y frotarse la piel que arde de frío

Y plantarse ahí, sobre la arena

Entre el mar y el viento

Y el sol, que ahora está alto

Como crecer de pronto varios centímetros,

Como si te estiraran de la coronilla

Como emerger de la tierra y cubrir todo el espacio hasta el cielo

No hay cesura

Una columna bien anclada a tierra

Y apostar por todo de nuevo

Extinguidos el desánimo y la tristeza

Y sentir que son ellas, no tú ni tu conciencia,

Las células de tu cuerpo y el impulso vital que las anima

Las que llevan las riendas.

Sea.